17 DE AGOSTO DE 1850: MUERTE DEL GRAL. SAN MARTÍN

El Gral. José de San Martín murió en Boulogne Sur Mer el 17 de agosto de 1850. Lo asaltaba el deseo de volver a su patria, pero su salud se lo impidió.
Sabiendo lo que sucedería antes de poder volver, dictó su testamento y en una de las cláusulas había insertado lo siguiente: “Prohíbo el que se me haga ningún género de funeral y desde el lugar en que falleciere se me conducirá directamente hasta el cementerio, sin ningún acompañamiento, pero sí desearía el que mi corazón fuese depositado en el de Buenos Aires”. Su sencillez para los hechos que le pertenecían a su persona, le hizo pedir ausencia de toda pompa, y a pesar de hace algunos años se quiso llevar sus restos a Yapeyú, primó, por fortuna, el respeto a su deseo: “…que mi corazón fuese depositado en el de Buenos Aires”. Por eso descansa en la Catedral.
En 1849 nuevamente padece el cólera agravándole su gastritis crónica. Escribe Raffo: “Al año siguiente, precisamente el 6 de agosto pidió se lo hiciera pasear por la zona pero al retornar a su casa no pudo descender del coche por sus propios medios siendo llevado en brazos hasta su alcoba depositándolo en la cama”.

De allí no se levantó más hasta el día de su fallecimiento, a las tres de la tarde del 17 de agosto de aquel 1850.

R.O.F.