“Tras su manto de neblina…”

La Asociación Criolla Argentina, se suma hoy al homenaje que todo el país, con profundo sentimiento patriótico, quiere hacerle a aquellos héroes que quedaron como custodios de “La hermanita perdida” como las llamara Atahualpa Yupanqui; como las lloramos todos.

Aquel 2 de Abril de 1982, cuando nos enteramos de la recuperación de Malvinas, todos fuimos uno, nuestros militares, marinos y aviadores, ya estában allí, nada menos que con nuestros “chicos”, los que cambiaron pronto su mote  por el de héroes.

Los vimos volver derrotados, sin reconocimiento oficial, escondidos. Hoy, todo el pueblo argentino sabe que fue un bochorno que no se debió tolerar, y que ya no se tolerará.

Honor y gloria a los caídos.

Respeto y eterno agaradecimiento a los que aún nos acompañan para no dejarnos olvidar.

¡Viva la patria!